Gasineras: Estaciones de Gas Natural Comprimido – GNC –

Más Información

Suministro, Montaje y Mantenimiento de Estaciones de Servicio de GNC

Dryseal tiene la capacidad para el suministro, montaje y mantenimiento de estaciones de servicio de Gasineras o Gas Natural Comprimido (GNC). Abarcamos desde soluciones estándares y suministro de equipos específicos hasta proyectos completos.

A continuación se detalla de forma resumida los tres elementos importantes que Dryseal está en disposición de ofrecer y facilitar, com todas las garantias, para la construcción de una estación de servicio de Gas Natural Comprimido (GNC).

Más Información

Accesorios

  • Almacenamiento de Gas
  • Sistema de Refrigeración
  • Panel de Prioridad
  • Armario de Acero
  • Estación de Regulación y Medida
  • Surtidores

Compresores

  • Compresores Alternativos
  • Compresores Hidráulicos

Servicios Integral

  • Entrega de Gasineras «Plug & Play»
  • Servicio Integral de Mantenimiento

Gas Natural para Vehículos (GNV)

El gas natural para vehículos, también denominado gas natural vehicular (GNV), constituye una alternativa más económica y sostenible que otros combustibles como el gasoil o la gasolina. Existen dos tipos de gas natural vehicular: GNL (Gas Natural Licuado) y GNC (Gas Natural Comprimido).

El GNC es gas natural almacenado a altas presiones, entre 200 y 250 bar. Es aplicable a vehículos ligeros, camiones y autobuses, garantizando una autonomía entre 400 y 600 km.

La capacidad media de GNC en vehículos de categoría turismos es de 15 Kg., lo que les garantiza una autonomía media de 420 Km con GNC.

El gas natural es una alternativa real que permite reducir la dependencia del petróleo en todos los segmentos de la movilidad. Además, la alta exigencia de las normas aplicables al gas natural en vehículos hace que sea muy seguro.

Entre los beneficios que se pueden obtener con este tipo de vehículos destacamos los siguientes:

  • Beneficios acústicos:  Los motores de gas natural producen hasta un 50% menos de emisión sonora y vibraciones que los motores tipo Diesel.
  • Beneficios económicos: Se ahorra entre el 25 y el 50% de combustible en comparación con un vehículo convencional con carburantes como la gasolina y el gasoil u otros gases como el GLP (gas licuado del petróleo).
  • Beneficios medioambientales: Se reducen hasta un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y más de un 95% de partículas. Se reducen las emisiones de dióxido de carbono (CO2) hasta un 30%. Se contribuye así a paliar el efecto invernadero. No contiene plomo ni trazas de metales pesados. No emite dióxido de azufre (SO2).